Tres opciones de compra para estrenar vivienda nueva

Uno de los principales sueños de todas las familias es poder estrenar vivienda nueva en donde puedan construir todo su futuro. Sin embargo, muchos compradores piensan que estrenar vivienda es un proceso difícil o que, simplemente, se sale de sus presupuestos económicos. Aquí es donde se equivocan: existen distintas facilidades de pago y diferentes iniciativas gubernamentales que permiten que el proceso de compra de vivienda sea algo sencillo y que esté al alcance de todos.

Aquí en Coinsa Promotores entendemos toda la importancia que tiene la decisión de comprar una vivienda nueva. Por eso, en el artículo del día de hoy queremos mostrarte 3 opciones de compra para estrenar vivienda que te ayudarán a cumplir tu sueño. Léelos con atención y asegúrate de seleccionar el que mejor se adapte a tus necesidades y a tus posibilidades económicas. Estamos seguros que podrás encontrar la mejor forma para comprar tu vivienda propia y construir un mundo lleno de felicidad junto a todos los que amas.

1. Crédito hipotecario

Esta es una de las formas de pago más conocidas por todos los compradores. Con esta opción, el comprador solicita un crédito con una entidad financiera la cual le facilita el 70% del valor de la vivienda. 

Dentro de este tipo de financiación existen dos formas de pago: por una parte, el crédito de tasa fija y cuota fija, y por otra parte, el pago de tasa fija con cuotas variables. La diferencia de estos tipos de pago es que en la primera existe una cuota y una tasa mensual fija mientras que en la segunda modalidad se calcula la Unidad de Valor Real (UVR) que se obtiene con el índice de precios al consumidor o con la inflación. Esto quiere decir que los intereses dentro del crédito se ajustan de acuerdo a estos dos factores.

2. Leasing habitacional

Este método de compra es uno de los menos conocidos por las personas que piensan adquirir vivienda nueva. Generalmente, los compradores suelen pensar en adquirir un crédito hipotecario sin estudiar detalladamente sus ingresos y sus capacidades de pago. 

Con un leasing habitacional se establece un contrato de arrendamiento con una entidad privada o pública, con un pago mensual sobre la vivienda nueva o en planos. El tiempo del contrato de arrendamiento es estipulado entre la entidad financiera y el comprador. El gran beneficio de este tipo de financiación es que, si el comprador decide tomar el leasing habitacional como opción de compra, los pagos hechos durante todo el contrato de arrendamiento contarán para el pago del valor total del inmueble. 

Generalmente se estipulan tiempos de arrendamiento entre 5-20 años y, además, se admiten prepagos sin que se realice ningún tipo de sanción. 

Como puedes ver, el leasing habitacional resulta ser una opción de compra muy llamativa para todas aquellas personas que viven en arriendo pero que les interesa comprar una vivienda nueva en un futuro cercano.

3. Pago de Contado

Es una modalidad de compra que es difícil de lograr por lo complejo que puede resultar lograr reunir el monto total de un inmueble nuevo pero es una alternativa que nos gustaría que conocieras por los beneficios que esta puede traer. 

Por ejemplo, al comprar un inmueble de contado tienes la posibilidad de ahorrar dinero en temas de intereses y comisiones, lo cual es una gran ventaja. Así mismo, comprar una vivienda nueva de contado implica capitalizar de manera inmediata una inversión, una de las más importantes para ti y tu familia, lo que se traduce en un primer paso dado para seguir avanzando. 

También es una buena manera de resguardarse para el futuro pues al comprar un inmueble de contado no debes preocuparte por pagar cuotas mensuales o cosas por el estilo. Para que puedas disfrutar de los beneficios de esta opción de compra te recomendamos empezar tempranamente un plan de ahorro de vivienda, conocidos también como planes de ahorro programado, para que puedas reunir el monto total de la vivienda con mayor facilidad.

Aunque muchas personas optan por un crédito hipotecario, realmente existen muchas opciones de compra para adquirir una vivienda nueva. Así que, asegúrate de realizar un estudio detallado de tus ingresos y tus capacidades de pago, y revisa la opción de compra que más se ajuste a tus necesidades. Recuerda que, a diferencia de lo que muchos piensan, estrenar vivienda es posible y existen muchas alternativas para cumplir tu sueño.